Universidad de Antioquia

U.de.A

APRENDER A PENSAR



BUENOS PENSADORES, MALOS PENSADORES


¿Qué opinión tienes de los siguientes conceptos? Evita los sentimientos.


  1. Homosexualismo

  2. Separación matrimonial

  3. Paramilitares

  4. Castidad



LAS ACTITUDES DE UN BUEN PENSADOR*


Son las actitudes que debe tener todo buen pensador. Muchos buenos pensadores ya las poseen y las han desarrollado como parte de su “sabiduría” natural. Si ya tienes estas actitudes, te será útil verlas explicadas y confirmadas. Si todavía no las tienes, será útil que las adquieras.



Lee despacio la siguiente lista de actitudes y piensa en los aspectos en que eres fuerte y en aquellos en que eres débil. ¿Cuáles son las actitudes que, en tu concepto, son más difíciles y cuáles las más fáciles?


En primer lugar, hay actitudes respecto de la propia destreza de pensar.


  1. “Todos tenemos que pensar. Todos podemos pensar”. El pensamiento no es solo para gente muy inteligente o especializada. Todos utilizamos el pensamiento en diferentes momentos. Todos podemos llegar a pensar con destreza.

  2. “Soy un pensador”. Ésta es la mejor actitud de todas. No importa lo buen pensador que seas. Basta con que te consideres un pensador.

  3. “Puede pensar mejor cada vez”. Esto es importante. Incluso los mejores pensadores pueden ser cada vez mejores. De esta actitud procede el esfuerzo de mejorar continuamente la destreza en el pensamiento.

  4. “Puede hacer falta un esfuerzo deliberado para pensar”. No basta suponer que es suficiente ser un buen pensador para que todo el pensamiento sea bueno. Hay veces en que hace falta un esfuerzo deliberado para pensar, y quizás aplicar una herramienta o un esquema. El pensamiento no siempre es automático.

  5. “Las cosas que al principio parecen complicadas, pueden, a menudo, simplificarse”. Que los asuntos aparentemente complicados no te desanimen. Prepárate para afrontarlos. Quizá sea posible simplificarlos. Y si no, no se pierde nada por haberlo intentado.

  6. “Ve paso a paso”. Si vas paso a paso y no te detienes, puedes resolverlo casi todo. Procura saber qué paso quieres dar, y dalo.

  7. “Separa tu ego de tu pensamiento. Considera objetivamente tu pensamiento”. Esto es muy difícil, pero es necesario si se quiere llegar a ser un gran pensador. “Tú” y “tu pensamiento” son dos cosas diferentes.

  8. “El objetivo del pensamiento no es tener siempre la razón”. El objetivo del pensamiento es tener ideas mejores y pensar mejor. Si siempre quieres “tener la razón”, acabarás donde empezaste.

  9. “Escuchar y aprender constituyen una parte esencial del pensar”. El pensamiento no es solo lo que tu haces, sino también lo que hacen los demás.

  10. “Sé siempre humilde. La arrogancia es síntoma de pensamiento defectuoso”. No siempre es fácil ser humilde cuando los que te rodean están llenos de prejuicios o ciegos, tienen una visión limitada o están ,evidentemente, equivocados. Pero hay que intentar ser humildes en nuestro modo de pensar.


Hay que tener siempre presente que nuestro pensamiento puede errar, ser incompleto o parcial. Éstas son algunas actitudes positivas respecto de la destreza en el pensar y su empleo. Ahora, vamos a enumerar algunas actitudes deseables en relación con las características del pensamiento.


  1. “El pensamiento debe ser constructivo, no negativo”. No basta con atacar y demostrar que el adversario está equivocado. Este tipo de pensamiento negativo está demasiado extendido. A veces sirve para algo, pero su utilidad es limitada. Debes empezar por intentar ser constructivo y hacer avanzar el tema.

  2. “Investiga los temas, en vez de discutir sobre ellos”. Si el objetivo de la discusión es realmente investigar el tema, podéis hacerlo juntos (tu y tu adversario), mucho más eficazmente si optan por explorarlo en vez de discutir sobre él.

  3. “La persona con quien discutes suele tener algo útil y constructivo que decir, si te esfuerzas por descubrirlo”. En vez de buscar sólo puntos atacables, intenta ver lo valioso que haya en las opiniones diferentes de la tuya.

  4. “Los que tienen puntos de vista diferentes, suelen tener razón desde su percepción particular”. En lugar de considerar estúpidos a los demás, trata de entender su percepción del asunto y por qué sostienen la opinión que sostienen.

  5. “Se puede ser creativo y tener ideas nuevas”. La creatividad no es un don especial que solo poseen algunos. Puedes esforzarte por tener ideas nuevas (y puedes servirte de algunas técnicas específicas para lograrlo).

  6. “No tengas miedo de probar nuevas ideas”. No siempre tienes que tener razón. Puedes probar ideas de modo experimental. Puedes usar provocaciones de manera deliberada, dejando en claro que son provocaciones.

  7. “En cualquier momento del pensamiento pueden haber alternativas que no se te hayan ocurrido todavía”. Nunca creas que tu pensamiento ha tenido en cuenta todas las alternativas posibles. Aunque esto pueda ser cierto en algunas ocasiones, a menudo hay posibilidades –incluso evidentes- que todavía no se han tenido en cuenta.

  8. “Evita ser dogmático aunque creas que tienes razón”. Si tu idea es suficientemente buena, no necesitas ser dogmático. Si no lo es, el dogmatismo está fuera de lugar. Siempre se puede decir: “Según la información de que dispongo, me parece que...”


Esta lista de actitudes no es exhaustiva. Probablemente podrás prolongarla. Las actitudes mencionadas pueden expresarse de muchas maneras distintas. He incluido entre los principios y hábitos algunas características que podrían haberse tratado como actitudes (por ejemplo, “piensa lentamente” o “ten siempre en cuenta los valores que intervienen”). Los límites entre estos conceptos no son muy estrictos. Solo he intentado incluir entre las actitudes el enfoque general del pensamiento, no las orientaciones concretas.



LA MENTE


En la mente se presentan dos aspectos:


  • Ideología: creencias, ideas

  • Metodología: hábitos de pensamiento


    • La mente enferma la mente.

    • La mente es generadora de ideas positivas y negativas.

    • Tenemos un acervo de ideas de todo tipo, y también tenemos un método para pensar, que puede ser negativo o productivo.



SEIS SOMBREROS PARA PENSAR

Edward de Bono


Este concepto, desarrollado por Edwar de Bono, te ayuda a:


  • Sentirte y desempeñarte como un pensador.

  • Convertirte en un montón de pensadores diferentes, con la misma mente.

  • Dirigir la atención a seis aspectos diferentes de un mismo asunto.

  • Pensar deliberadamente, para hacer mejor las cosas.


“Si actúas como si fueras un pensador, te convertirás en pensador”. Edward de Bono


Los seis sombreros para pensar son:



  • Sombrero blanco: Hechos y cifras.

  • Sombrero amarillo: Positivo, constructivo.

  • Sombrero azul: Control del pensamiento.

  • Sombrero rojo: Emociones y sentimientos.

  • Sombrero negro: Lo que tiene de malo.

  • Sombrero verde: Creatividad, ideas nuevas.



SOMBRERO BLANCO: Hechos y cifras.


Ideas claves:


  • Exponer los hechos de modo neutral y objetivo.

  • Modo de solicitar y buscar información

  • Buscar ser práctico

  • Superar el hecho

  • Buscar información utilizable, con alto nivel de precisión

  • Asumir el papel de un competidor


Preguntas:


  • ¿Cuáles son los hechos de este asunto?

  • Deme las cifras.

  • ¿Dónde está la información?

  • ¿Quién puede ofrecer pruebas?

  • ¿Éste es un hecho, o una creencia?



SOMBRERO ROJO: Sentimientos y emociones


Ideas claves:


  • Dar a los sentimientos y emociones el derecho de hacerse visibles.

  • Alentar la búsqueda emocional.

  • Usar presentimientos, intuiciones, impresiones.

  • Creer que la intuición es parte del pensamiento y que puede contribuir.

  • Poder imaginar un trasfondo emocional distinto.


Preguntas:


  • ¿Qué sensación tiene sobre ...?

  • ¿Qué siente sobre ...?

  • ¿Cómo le parece este asunto?

  • ¿Cuál es el presentimiento?




SOMBRERO NEGRO: Lo que tiene de malo


Ideas claves:


  • Dar el punto de vista pesimista.

  • Expresar juicio crítico.

  • Ser lógico y veraz.

  • Asumir el rol de abogado del diablo.

  • Poner a prueba los hechos.

  • Señalar los riesgos, los peligros, los déficits y problemas potenciales.

  • Tratar de mejorar una idea, señalando sus fallas.


Preguntas:


  • ¿Cuáles son los riesgos?

  • ¿Esto sí va a funcionar?

  • ¿Los hechos son correctos?

  • ¿Podemos hacerlo?

  • ¿Estamos preparados?

  • Sí ... pero...


Este sombrero hay que ponérselo por poco tiempo, porque paraliza el pensamiento e impide ver alternativas.



SOMBRERO AMARILLO: Positivo, constructivo


Ideas claves:


  • Tener optimismo, concentrarse en los beneficios.

  • Tener curiosidad, pensar, desear hacer que las cosas ocurran.

  • Elegir mirar los aspectos positivos, especialmente los que no son muy evidentes.

  • Hacer especulaciones, extenderse, adelantarse.

  • Tener pensamientos de oportunidades.

  • Hacer propuestas concretas con ideas viejas.


Preguntas:


  • ¿Qué ves en esta idea?

  • ¿Cuál es la ventaja de hacer esto?

  • ¿Qué oportunidades tenemos?

  • ¿De qué modo nos podemos beneficiar de esto?

  • ¿Cómo se ha hecho en otras partes?


Éste es el sombrero de los empresarios.





SOMBRERO VERDE: Creatividad, ideas nuevas


Ideas claves:


  • Buscar alternativas, ir más allá de lo conocido, lo obvio y lo satisfactorio.

  • Lanzar ideas provocativas, deliberadamente ilógicas.

  • Ajustar la idea a fin de que se adapte.


Preguntas:


  • ¿Cuáles son las alternativas?

  • Busquemos algunas ideas relacionadas con...

  • ¡Op! (Operación provocación)



SOMBRERO AZUL: Control del pensamiento


Ideas claves:


  • Pensar acerca del pensamiento.

  • Proponer o llamar al uso de los otros sombreros.

  • Definir los problemas, elaborar las preguntas, determinar las tareas.

  • Responsabilizarse de la síntesis, la visión global y la concreción.

  • Monitorizar el pensamiento.

  • Reforzar y aplicar la disciplina.


Preguntas:


  • ¿En qué deberíamos estar pensando?

  • ¿Por dónde comenzamos?

  • ¿Estamos enfocados en el tema?

  • Estamos perdiendo demasiado tiempo en ...

  • ¿Cuáles son las concreciones de lo pensado hasta ahora?

  • ¿Cuáles son los puntos principales analizados hoy?


TALLER


Dividirse en seis grupos y analizar un tema poniéndose un sombrero a la vez. Una vez que se hayan puesto todos los sombreros, cada grupo presentará sus opiniones para compartirlas con los demás.




* Extractado de: Edward de Bono, Cómo enseñar a pensar a tu hijo.


Regresar a lecturas

|I| |N| |I| |C| |I| |O|